Paolo Guerrero: Juega el partido más difícil de su carrera.

Mientras los ojos del mundo estarán puesto en el sorteo de los grupos del Mundial Rusia 2018, que se realizará el viernes 1 de diciembre, 24 horas antes (el jueves 30 de noviembre), a cientos de kilómetros, en las instalaciones de la FIFA en Zúrich-Suiza, Paolo Guerrero intentará convencer al comité de disciplina.

Mientras los ojos del mundo estarán puesto en el sorteo de los grupos del Mundial Rusia 2018, que se realizará el viernes 1 de diciembre, 24 horas antes (el jueves 30 de noviembre), a cientos de kilómetros, en las instalaciones de la FIFA en Zúrich-Suiza, Paolo Guerrero intentará convencer al comité de disciplina que su caso de doping positivo por benzoilecgonina, en el control antidoping en el partido entre Argentina vs. Perú jugado el 5 de octubre en el estadio La Bombonera de Buenos Aires, fue producto por haber tomado una infusión contaminada lo que debería ser catalogada como un error involuntario según el esquema que han establecido sus abogados.
El acatante del Flamengo intentará salir victorioso ante un comité que siempre es implacable con sus sanciones por estas sustancias en la que busca tener una sanción mínima que le permita poder volver a las canchas de inmediato, y quizás lo más importante, que le permita poder cristalizar el sueño de poder jugar un mundial.
Según se supo, la estrategia que utilizará la defensa de Paolo Guerrero es que el delantero habría tomado un te infectado (contaminado) y sostendrán la inocencia de Guerrero basados en los exámenes realizados en Brasil y Canadá como la del cabello que confirmaría que el jugador no consumió cocaína sumado a otras pruebas.
También contarían con una declaratoria de la nutricionista de la selección, Eudith Saavedra, en la que ella manifiesta haber ordenado que el jugador Paolo Guerrero tome una infusión durante la concentración de la selección en Lima, horas antes de su viaje a Argentina. Con esto buscan sostener el caso de la contaminación y que todo se habría dado en Lima pero basado en un error involuntario.
La estrategia de la defensa es compleja y sobre todo de poder probar como se habría dado la contaminación, pero Guerrero aguarda con mucha expectativa poder convencer a la comisión de justicia.
Guerreo está suspendido por 30 días, desde el viernes 3 de noviembre, y antes de esa fecha se espera la sanción definitiva que deberá emitir FIFA.
De sufrir un revés en su defensa y recibir una sanción drástica Guerrero tendrá la posibilidad de recurrir al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) ese organismo será su última carta que se jugaría para tentar la posibilidad de poder jugar un mundial.

Related Post

top