/

Árbitros, sobornos y CONAR: ¿la punta del iceberg de la corrupción?

El turbio mundo del arbitraje nacional. Dos personajes que dependen de Lozano manejan la CONAR. No investigan al acusado por soborno pero separan árbitros de buena conducta.

Juan Sulca, Ana Pérez y Miguel Santiváñez.
Sengo Pérez
Lima - 31 enero 2021

Luego de la divulgación de las comunicaciones entre el árbitro Miguel Santiváñez y Juan Merino Aurich para “arreglar” un partido de la Liga 2 , la Comisión Nacional de Árbitros (CONAR) realizó extraños movimientos generando más cuestionamientos que terminan por manchar la labor del arbitraje.  Lo último que se conoció entre el 17 y 18 de enero de 2021, es que a algunos referís se les comunicó que no serían tomados en cuenta para el inicio del torneo. Se habla de una lista con siete árbitros: Andrés Martínez, Wilfredo Blas, Héctor Fiuza, Luis Seminario, Gerson Huimán, Jorge Panta y Ramón Blanco.

La reacción entre los árbitros en actividad y retirados, que ven a la profesión envuelta en una manto de deshonestidad, generó indignación debido a que tres de los referís sin antecedentes y de correcta trayectoria estaban entre los no elegidos: Jorge Panta, Luis Seminario y Gerson Huimán. Pero lo peor vino después. Los cuestionados Andrés Martínez y Wilfredo Blas fueron reincorporados haciendo que la indignación aumentara.

Árbitros Jorge Panta, Luis Seminario y Gerson Huimán.

Andrés Martínez Trinidad es el presidente interino de la Asociación Peruana de Árbitros de Fútbol (APAF), y muchos atribuyen ese cargo a una designación a dedo por parte de Víctor Hugo Carrillo, árbitro FIFA peruano en actividad más antiguo y poderoso personaje en el turbio submundo de la justicia futbolera. La razón por la que cuestionan a Martínez para asumir la función de presidir la APAF, es que se trata de alguien muy cercano a Miguel Santiváñez, el árbitro denunciado por soborno. Aquí asoma una pregunta pertinente ¿acaso se pretende encubrir la denuncia de soborno contra Santiváñez poniendo a alguien de confianza?

Árbitro Andrés Martínez Trinidad.

La mano negra

Para algunos la confección de la lista responde a los intereses de Ana Pérez, quien tuvo una fugaz presidencia de la CONAR (ver https://once.pe/el-soborno-a-un-arbitro-y-el-rol-de-un-hombre-de-lozano/) A ella como Jefa del Departamento de Arbitraje le corresponde la decisión.

Existe una pugna para controlar la CONAR. Ana Pérez y Juan Sulca, actual presidente en ejercicio, son títeres en conflicto de quien mueve los hilos desde lo más alto de la Federación Peruana de Fútbol. Sulca renunció luego del descubrimiento del soborno que tiene al árbitro Miguel Santiváñez como principal protagonista. Sulca suspendió indefinidamente al árbitro cuestionado el 5 de enero de 2021 y lo comunicó a la CONMEBOL.

Juan Sulca y Ana Pérez.

La celeridad de la denuncia no fue del agrado de Agustín Lozano, presidente de la FPF, quien giró hacia Eduardo Chirinos para colocarlo como presidente del organismo, operación desbaratada por la denuncia pública de Jean Acevedo, presidente del Chabelines, señalando una “propuesta corrupta” que le hiciera el ex árbitro Chirinos. (ver https://once.pe/presidente-de-chavelines-antes-del-soborno-me-extorsionaban-y-lozano-lo-sabia/). Entonces, Lozano se vio obligado a un acuerdo con Sulca, hacerlo retornar y renovarle el cargo de titular de la CONAR que durante 48 horas estuvo en manos de Ana Pérez.

Juan Sulca dio su versión a ONCE. Según él “En ningún momento a la señora Ana Pérez se le asignó la presidencia de la CONAR, ni a mí me separaron. La comisión termina su gestión el 31 de diciembre y quedan los cargos a disposición, recién se produce mi ratificación el 13 de enero, junto a la señora Ana Pérez, como jefa del Departamento de Arbitrajes. Normalmente se ratifica al presidente de la Comisión y este determina quién va a ser el jefe del Departamento de Arbitraje. Así que ni yo salí del cargo ni ella lo asumió, ahí hubo un mal entendido”.

La memoria de Sulca es breve. Olvida que el 11 de enero 2021 declaró en Ovación.pe: “Ya no soy presidente de la Conar. A fin de año cumplí mi tiempo de mandato, luego la Federación debe ratificar o no, en mi caso no fui ratificado en el puesto“.

Juan Sulca, presidente de la CONAR.

De esta afirmación surgen preguntas. Si Sulca culminó su gestión el 31 de diciembre, ¿por qué suspendió a Santiváñez el 5 de enero de 2021? y ¿por qué Ana Pérez, con fecha 6 de enero, comunicó a los árbitros el inicio de los exámenes médicos para poder participar en el año arbitral 2021? Si supuestamente no estaban en funciones. No es un detalle menor pero muestra que poco importan las formalidades al responsable de todo esto: Agustín Lozano.

Por su parte, Ana Pérez respecto de los actos de corrupción señala que “Se habla de muchos años atrás, pero mientras no haya pruebas fehacientes no es posible señalar a alguien, de haber yo sería la primera en denunciar y renunciar”. Una respuesta clásica cada vez que no se quiera investigar.

En cuanto al nivel de los árbitros, Pérez menciona: “Yo soy la jefa del Departamento de Arbitrajes y ha habido un análisis del desempeño técnico y físico de estos árbitros en el 2020, y su desempeño ha sido por debajo de lo esperado”.

Ana Pérez, una de las personas del círculo de Agustín Lozano.

Sin embargo, uno de los árbitros excluidos, Jorge Panta en conversación con ONCE, confesó no entender muy bien el criterio para su exclusión: “A mí me dijeron que era por un tema de cupos, tengo más de veinte años como árbitro, bastante experiencia, nunca he estado en ningún caso sonado, en ninguna polémica, siempre de regular para arriba, he postulado tres veces para ascender a FIFA y siempre me he mantenido con una buena calificación. Ellos son los que toman las decisiones, no quedó claro si hubo una situación técnica para elegir este grupo, yo estaba muy bien en tema de notas y le aseguro que tengo mejores notas que muchos que se mantienen, no lo tengo claro. He tenido un buen año”.

La palabra de los ex árbitros

Ítalo Castillo, abogado de profesión es un ex árbitro que renunció en el 2010, cuando la APAF se negó a dar cuenta de 1 millón y medio de soles, que desapareció de la institución durante la gestión de Winston Reátegui (actual esposo de Ana Pérez).

Castillo menciona: “Sé que la lista de árbitros excluidos fue hecha por Ana Pérez, quien ejerció el cargo de presidente por unos días, cuando vuelve Sulca solo se los comunica. Es increíble. Sacan a Seminario, a Huimán y a Panta. Están sacando a los árbitros honestos, los que no se prestan para arreglar partidos, y claro, eso les hace perder dinero. A los árbitros con errores escandalosos no los tocan, ahí siguen Bruno Pérez, Stephen Atoche, Diego Haro y Víctor Hugo Carrillo, con decisiones arbitrales escandalosas. Ana Pérez dice que no es la responsable pero es la unidad técnica presidida por ella quien decide quién ha estado mal y quién bien”.

ítalo Castillo, ex árbitro de fútbol.

Además, agrega: “Me llama la atención que Santiváñez (el árbitro acusado por soborno) se someta al silencio. No se defiende, es raro que no defienda su honor, su apellido, su familia. Como si le hubieran dicho quédate callado. Si esto continúa así, en este silencio tenso y no se investiga, ¿que va a suceder en la primera jugada polémica?, ¿quién va a pensar que no es un error fortuito, sino un error amañado?”.

Por su parte, el ex árbitro Carlos Quevedo Alvarado afirma: “Esto se ha acentuado con Lozano, él cuando ha sido dirigente de Liga ha hecho cosas peores de las que hace ahora. La corrupción empieza por la gente de la departamental, que es corrupta. Nunca hubo tanta injerencia de un presidente en el arbitraje, que cambia árbitros designados por la CONAR, y pone los que quiere. Ni con el cuestionado Burga, ni siquiera con el mismo Oviedo. Lozano hace y deshace”.

Foto: Perfecta Radio-TV.

Para Carlos Hernández Arias-Schreiber, ex árbitro FIFA, retirado en el año 2000, el actual escándalo en el arbitraje no es nuevo. “Desde que me acuerdo siempre hubo estas cosas, siempre se habló de esto en el ámbito del arbitraje. Yo estoy retirado. El origen está en la dirigencia de la FPF, en la dirigencia de algunos clubes. Conozco a Panta y a Seminario y estoy seguro que nunca han arreglado nada pero los separan. Al árbitro lo compran porque hay alguien que lo corrompe. Los corruptos son los dos, el que da y el que recibe, pero nadie se fija en quien da las coimas. Ya es tiempo de acabar con esto, no solo en la CONAR hay que cambiar desde la Federación”..

Ex árbitro Carlos Hernández Arias-Schreiber.

La corrupción es el cáncer de las instituciones del Perú, las células corruptas invaden todo su organismo, y el fútbol no podía estar ausente. El arbitraje es solo la punta del iceberg, estos hombres de negro convertidos muchas veces en seres omnipotentes dentro de una cancha no deberían equivocarse, pero se equivocan.

Ta vez, la denuncia penal que el presidente de Chavelines realizará provoque un cambio en las instituciones que rodean el fútbol. De todas maneras, Juan Acevedo asegura que agotará todos los medios para que se haga justicia. Además, aseguró que enviará a su abogado a Asunción, para asentar la denuncia ante la CONMEBOL y planea hacer lo mismo en Suiza ante la FIFA.

Enviamos unas preguntas vía WhatsApp a Ángel Suárez, encargado de la Comisión de Integridad y Ética de la FPF. Le preguntamos: ¿Hay un tiempo previsto para las investigaciones que realiza en el caso Santiváñez?, ¿Cuándo cree usted se llegará a una conclusión?

Hasta el cierre de esta edición no tuvimos respuesta. Una de las guaridas en que se esconde la corrupción es el silencio.

/ MÁS INFORMACIÓN
Ver nota completa

El increíble médico de Maradona: “El gordo se va a cagar muriendo”

Ver nota completa

Alianza Lima: el Fondo Blanquiazul dejó sin fondos al club