/

Carlos Zambrano en el ojo de la tormenta en Boca Juniors

El defensor está en actividad pero suma bajas actuaciones en el conjunto boquense. ¿A qué se debe el bajón futbolístico del central del seleccionado? Un informe desde Buenos Aires.

Francisco Suárez
Lima - 21 febrero 2021

Hay que atribuirle mucho de la llegada de Carlos Zambrano a Boca Juniors a Jorge ‘El Patrón’ Bermúdez. El ex defensor colombiano, hoy miembro del Consejo de Fútbol del club xeneize, recomendó la incorporación del peruano, previa conversación con Ricardo Gareca en enero del año pasado.

Bermúdez presentó a Zambrano en conferencia de prensa el 31 de enero del año pasado. La polémica tampoco faltó ese día. Bermúdez aprovechó la oportunidad para despotricar contra la gestión anterior y dejó un mensaje para las figuras del club: “Ahora tengo a Carlos (Zambrano), me va a entender todo lo que le diga. Si hay que empujar a Tévez, Villa y el resto, lo haremos”.

Jorge Bermúdez, Carlos Zambrano y Jorge Amor Ameal, presidente de Boca Juniors.

El debut de Zambrano, sin embargo, se haría esperar hasta el 3 de marzo del año pasada en el empate (1-1) ante Caracas de Venezuela por la Copa Libertadores. Zambrano arrancó como titular y jugó 65 minutos. Tenía tarjeta amarilla y fue sustituido a los 20 minutos de la segunda mitad. Apenas una semana después, el 10 de marzo, Zambrano volvería a ser titular. Esta vez por el torneo local, Boca Juniors ganaría el título en la última fecha tras vencer a Gimnasia (1-0). Cuando parecía que el central peruano se asentaba en el once de Boca, el mundo se vio paralizado por la pandemia. Boca no volvería a competir hasta setiembre de 2020, con el regreso de la Copa Libertadores.

En el regreso del fútbol, Boca compitió por duplicado. Se reinició la Copa Libertadores y la Copa de la Liga Profesional Argentina, rebautizada “Copa Maradona”, en homenaje al fallecimiento del máximo ídolo argentino. Zambrano alternó poco en Libertadores pero fue titular en la mayor parte del campeonato local. Boca ganó la Copa de la Liga en enero de este año aunque las actuaciones de Zambrano no convencieron. Con algunas excepciones, el defensa peruano apareció pero cosechó más críticas que halagos.

Ante Lanús, Zambrano pierde el duelo con Sand dentro del área. Foto: Marcelo Carroll.

En ONCE, conversamos con Pablo Lisotto, periodista argentino del diario La Nación, quien realiza una cobertura especial de Boca desde el año 2015.

¿Qué pasa con Zambrano?

Zambrano forma parte de un contexto de la defensa de Boca que hoy se volvió vulnerable y que los rivales le convierten con frecuencia. El arquero Andrada parece falto de confianza. Los laterales no responden o no están a la altura. Zambrano no tiene cómo lucir y se le ve mal ubicado. Aparece siempre en la foto de los goles rivales. Con Gimnasia prácticamente no saltó en el primer gol y terminó descolocado en el segundo. Creo que es parte de un funcionamiento defensivo que está mal.

¿Influye su vida personal?

Yo no sé qué hacen los jugadores en su vida privada. Pasa que hoy aparecen fotos, se viralizan videos, como el cumpleaños de Andrada el otro día. A mí me parece que salvo que los jugadores no duerman el día anterior, ellos pueden hacer su vida privada con normalidad. No siento que Boca esté mal entrenado. El problema de Boca es que hoy es previsible en ataque y débil en defensa. No creo que influya si un jugador le gusta salir a bailar. Entiendo que a la gente le interese más lo que pasa en el ámbito de las redes sociales. Pasa que Boca es una caja de resonancia muy grande. Lo que pasa desapercibido en otros clubes, en Boca es un escándalo enorme.

¿Cómo influye la llegada de Marcos Rojo en la continuidad que pueda tener Zambrano?

Marcos Rojo se está poniendo a punto. Puede jugar tanto de lateral izquierdo como de central. Jerarquía y calidad tiene pero hay que ver si está en condiciones. No para reemplazar a Zambrano pero sí para competir con los centrales que hoy son titulares.

Marcos Rojo y Carlos Zambrano, la lucha por un lugar en la zaga boquense.

¿Es Zambrano el problema en Boca?

El gran problema de Boca hoy y ya desde hace algunos años, es que no se sabe a qué juega. Si es un equipo que propone, que espera o que combina estilos. Boca no tiene un plan de juego y carece de identidad. En ese contexto, ningún jugador, Zambrano incluido, puede sacar su mejor versión.

Los datos de Zambrano en Boca

Total partidos jugados: 15

Total minutos: 1,303

Tarjeta Amarillas: 4

Tarjetas Rojas: 0

Goles encajados con Zambrano en cancha: 13

Participación en los goles recibidos: 9

Compartimos imágenes que describen algunos de los errores de Zambrano que desembocaron en goles de los rivales.

1.- Zambrano pierde la marca en el área chica con José Sand ante Lanús. Aunque el gol debió ser anulado por mano del rival, es el peruano quien pierde el duelo.

Zambrano pierda la marca en en el área chica frente a La

2.- En la revancha con Lanús, Zambrano falla en los dos goles rivales. Ese día fue elegido como el peor de la cancha. En el primero pierde la referencia en la marca. En el segundo, el delantero lo supera con demasiada facilidad.

3.- Ante Independiente, centro cruzado desde la derecha y Zambrano es superado por el balón en su intento de despejar.

4.- En el clásico ante River, nuevamente un centro por derecha en el que Zambrano es derribado en el forcejeo por el delantero contrario.

5.- Frente a Argentinos Jrs, una vez más el centro llega de la derecha, esta vez a rastrón. Zambrano persigue al delantero pero nunca consigue anticipar o incomodar al hombre que llega y define.

6.- Final de la Copa Maradona. Boca empataría a 1 y ganaría en los penales. El gol de Banfield llegaba por una pelota suelta en el área. Zambrano intenta cabecear, pero no consigue siquiera saltar al chocar con el cuerpo del delantero que anota.

7.- Empate a 2 goles con Gimnasia. Zambrano pierde el duelo aéreo en el primer gol y aparece fuera de posición en el segundo.

/ MÁS INFORMACIÓN
Ver nota completa

Los goleadores de la blanquirroja

Ver nota completa

Gareca arrancó el "Operativo Marzo" de la selección peruana