El árbitro más corrupto de la historia

La insólita historia de un referí de la FIFA denunciado por amañar partidos y que cayó preso por intentar ingresar paquetes de droga camuflado en su cuerpo a los Estados Unidos.

Redacción ONCE
Lima - 17 enero 2021

Corría el mes de septiembre de 2010 cuando el ex árbitro, y en ese momento analista arbitral, Byron Moreno, salió de su natal Ecuador desde el aeropuerto de Guayaquil con destino a Nueva York.

Ya en el aeropuerto John F. Kennedy, de la ciudad de la Gran Manzana, el ex nazareno, quien impresionantemente pasó todos los filtros de seguridad en Guayaquil, tuvo que pasar ahora por los filtros de los agentes de aduana estadounidenses, quienes al hacerle la revisión de rutina, sintieron objetos extraños en la zona del estómago de Moreno, además de su espalda y las piernas.

Moreno siendo intervenido en el aeropuerto.

Posteriormente se dio a conocer que dichos bultos sobre su cuerpo se debían a que el hombre que impartió justicia en los campos de fútbol profesional durante 16 años, era ahora quien quebrantaba las leyes al llevar pegadas en su cuerpo diez bolsas con una sustancia marrón que después se confirmó, era heroína; y no cualquier heroína, ya que los 6.2 kilos que le encontraron estaban valuados en 400 mil dólares.

El señor Moreno, evidentemente procesado por “mula”, pasó todo un año en el Centro Metropolitano de Detención de Broolkyn, sin derecho a fianza, hasta que en septiembre del 2011, fue condenado a 30 meses de prisión y tres bajo supervisión (cumplió 26 por buena conducta), aunque en un inicio enfrentaba una pena de hasta 20 años, misma que consiguió reducir al declararse culpable de intentar introducir la droga a los Estados Unidos.

Al salir de prisión en 2013, un arrepentido Byron Moreno confesó que “recurrió a buscar dinero mediante un préstamo, el cual no pudo pagar. Tras amenazas por parte de sus cobradores, tuvo que recurrir a otros métodos para hallar dinero fácil y que de no hacerlo, la vida de su esposa y de su hijo correrían peligro. Sostuvo que debido a una urgencia médica familiar y la necesidad de conseguir dinero, lo llevó a cometer errores”.

Árbitro vendido

El incidente de la heroína no fue lo único que marcó a Byron Moreno como uno de los peores árbitros de la historia, ya que en lo deportivo tuvo injerencia directa en el resultado de algunos encuentros, lo que le valió para ser acusado de amaño de partidos.

La primera ocasión que estuvo inmerso en la polémica fue en el Mundial de Corea-Japón 2002 en la ronda de los cuartos de final en el partido entre Corea del Sur e Italia, donde fue señalado por propios y extraños de haber favorecido al conjunto local. En el encuentro el árbitro ecuatoriano marcó un penal dudoso a favor de Corea, expulsó a Francesco Totti por doble amarilla al considerar que se tiró un “clavado”, cuando evidentemente cayó por un tropezón, además de anular un gol válido a los italianos en tiempos extra. El resultado final fue 2-1 a favor de los anfitriones, arbitraje que provocó la sospecha de amaño.

Moreno ante el reclamo de los italianos.

Pero al parecer Byron no tuvo protagonismo suficiente, y posteriormente en septiembre de 2002 el referí fue suspendido por 20 partidos por la Federación Ecuatoriana, además de haber sido investigado por la FIFA, luego de que en el partido entre la Liga Deportiva Universitaria de Quito y el Barcelona de Guayaquil, y con el marcador 3-2 a favor de Barcelona, Moreno añadió 12 minutos sin razón, mismos donde los albos aprovecharon para empatar el marcador.

Finalmente en mayo de 2003, en su tercer partido al regresar de la suspensión, Moreno fue suspendido nuevamente al sacar tres tarjetas rojas polémicas al Deportivo Quito cuando visitaba al Deportivo Cuenca. Un mes después, y para tranquilidad del futbol, Byron Morenoel árbitro más corrupto de la historia, se retiró.

Tomado de La Grada.

/ MÁS INFORMACIÓN
Ver nota completa

El ex árbitro Edison Pérez dispara contra la corrupción en el fútbol peruano

Ver nota completa

Lozano: se sabe lo que hiciste el fin de semana