El camino de Perú en la historia de las Eliminatorias

Dieciséis eliminatorias y cinco presencias en las Copas del Mundo nos dicen que Perú nunca la tuvo fácil. Un repaso, campaña por campaña, de las Eliminatorias sudamericanas, las más competitivas del planeta.

Sengo Pérez
Lima - 5 octubre 2020

El próximo 8 de octubre, en condiciones inusuales, sin público, comenzará el camino a Qatar 2022 para las selecciones sudamericanas. Será un uruguayo o un chileno el encargado de tocar la primera pelota rumbo al Mundial a las 17:45 en el estadio Centenario de Montevideo, el mismo estadio que fue escenario de la mayoría de los partidos que se jugaron en el primer Mundial de 1930 cuando comenzó esta fiesta que cada cuatro años pone al mundo de cabeza.

Esa Copa fue la única que no tuvo Eliminatorias. Se pensó en 16 equipos y la FIFA repartió invitaciones. La fecha límite para responder era el 28 de febrero. Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Estados Unidos, México, Paraguay y Perú aceptaron la invitación. Ocho más el local por este lado del mundo. Por el otro no fue tan fácil, con variadas excusas: el alto costo del viaje, la crisis económica mundial, y un largo etcétera.

Selección peruana, 1930.

A dos meses de iniciarse el torneo, ningún equipo europeo había asegurado su presencia. Malabares tuvo que hacer Jules Rimet el presidente entonces del organismo que regula el fútbol para conseguir participantes, y a duras penas pudo completar 13. A los mencionados se le sumaría Francia, Rumania, Bélgica y Yugoslavia.

Para el siguiente, Italia ‘34, Uruguay, el campeón, le devuelve el desaire a Italia que no participó en el primero y se niega a ir. Lo mismo hacen Bolivia y Paraguay. Perú, que debía enfrentarse a Brasil, también desiste por no aceptar jugar un solo partido en Río de Janeiro. Los brasileños ganan por Walk Over. Argentina, que debía definir el pasaje con Chile, decide ignorar el Mundial, los chilenos también y los rioplatenses reconsideran la medida. Finalmente, solo viajan Argentina y Brasil.

Será este último, Brasil, el único sudamericano presente en Francia ‘38 en un preocupante clima prebélico que desembocaría en la Segunda Guerra Mundial. El resto de Sudamérica decidió no apoyar por la decisión de otorgarle la sede a los galos cuando extraoficialmente se le había concedido a Argentina. Perú estaba suspendido por el abandono de los Juegos Olímpicos del ‘36.

Se jugó con quince selecciones, Austria había sido invadida por la Alemania nazi y su plaza quedó desierta.

El torneo debió suspenderse por la explosión de la guerra en 1938 y recién doce años después se reiniciaría. Río de Janeiro en Brasil fue la sede elegida. Se iba a jugar en dos grupos, pero Argentina se retiró por decisión del gobierno, clasificando Bolivia y Chile. En el otro grupo Ecuador fue el primero en desistir y se esperaba un triangular en Brasil que clasificaría a dos más, pero inexplicablemente Perú, cuyo equipo era el de Universitario bajo la batuta de Arturo Fernández, no viajó. Paraguay y Uruguay jugaron el Mundial. Futbolísticamente hablando, y por el lado dirigencial, Sudamérica era un caos.

Suiza, que fue postergada por no contar con estadios suficientes en 1950, tuvo tiempo de construirlos y albergó el campeonato de 1954. Argentina no participó por decisión de su presidente, Juan Domingo Perón mientras que Perú por razones nunca expuestas, no fue inscrito. Colombia estaba vetada por la FIFA. Con Uruguay asegurado por ser el último campeón, Sudamérica solo contaba con un cupo que fue definido en un triangular entre Brasil, Paraguay y Chile. Lo ganó Brasil.

1954, los alemanes se consagran campeones del mundo.

Luego vendría Suecia, tres de las dieciséis selecciones serían sudamericanas, nueve equipos se dividieron en tres grupos. Venezuela se retiró del grupo de Perú y este debió jugar solo contra Brasil. Empató a uno en Lima con gol de ‘Toto’ Terry y perdió por un gol en Río de Janeiro. Los otros dos fueron Argentina y Paraguay. El técnico de Perú fue el húngaro György Orth.

En 1962 la Copa Jules Rimet volvería a cruzar el Atlántico para esperar a su ganador en Chile con el anfitrión clasificado, y Brasil por ser el último campeón. Tres parejas debían disputarse tres lugares. Los consiguieron Argentina, Uruguay y Colombia, que respectivamente vencieron a Ecuador, Bolivia y Perú —que perdió 1-0 en el Campín de Bogotá y empató 1-1 en el Estadio Nacional con gol de Faustino Delgado—. A Paraguay lo mandaron a la zona norteamericana y no pudo con México. Marcos Calderón era el entrenador peruano.

Marcos Calderón camina abrazando a Chumpitaz en medio de la hinchada.

Finalmente, en 1966, Inglaterra tuvo la oportunidad de organizar el mayor torneo del deporte que inventó. Otra vez tres grupos de tres fue el formato, con Brasil clasificado otra vez por repetir el título. Los participantes por este lado del mundo fueron Argentina, Chile y Uruguay. Perú dirigido nuevamente por Marcos Calderón, integró su grupo con Uruguay y Venezuela. Les ganó los dos partidos a los llaneros: 1 a o en Lima (Víctor Zegarra) y 6 a 3 (tres de ‘Perico’ León, dos de Luis Zavala y uno de Nemesio Mosquera) en Venezuela. Y perdió también los dos ante los celestes: 1 a 0 en Lima y 2 a 1 en Montevideo. Terminaría quinto en la tabla general.

En 1970 el elegido fue México, uno de los mundiales más recordados. Por primera vez participaban en la etapa clasificatoria los diez equipos de Sudamérica, ordenados en tres grupos. Clasificaron Perú, Uruguay y Brasil. La ‘Bicolor’ quedó emparejada con Bolivia y Argentina. Le ganó a Bolivia 3 a o con goles de Teófilo Cubillas, Luis Cruzado y Alberto Gallardo en Lima, y perdió en La Paz 2 a 1 con descuento de Roberto Chale. En cuanto a Argentina, venció en Lima 1 a 0, con gol de Pedro ‘Perico’ León y empató en la Bombonera el 31 de agosto de 1969 con los recordados goles de Oswaldo ‘Cachito’ Ramírez y la celebrada ‘malcriadez’ de Chale, el ‘Niño terrible’. El brasileño Didí fue el responsable técnico.

Didí con los seleccionados peruanos en 1970.

Para las Eliminatorias de Alemania ‘74 se inscribieron ocho selecciones que fueron repartidas en dos grupos de tres y uno de dos. Clasificaron Uruguay y Argentina en los grupos de tres. Perú, con el uruguayo Roberto Scarone en el banquillo, jugó con Chile, ganándole 2 a 0 en Lima con goles de Hugo Sotil. Con el mismo resultado perdió en Santiago. En un tercer partido de desempate Chile ganó 2 a 1 en el Estadio Centenario de Montevideo. El gol peruano fue de Héctor Bailetti. Chile debió jugar un repechaje con La Unión Soviética. Empató a cero en Moscú, y clasificó al no presentarse su rival. El inmenso país socialista se negó a jugar en el Estadio Nacional de Santiago usado por las fuerzas represivas del dictador Augusto Pinochet, quien había derrocado a Salvador Allende en setiembre de ese año, 1973.

Otra dictadura, no menos feroz que la del chileno, encabezada por Rafael Videla, se encargaría de recibir a los participantes del Mundial en Argentina ‘78. Nueve equipos se ordenarían en tres grupos para ir a una segunda ronda que clasificaría a dos equipos mientras que el restante iría a un repechaje. En el grupo de Perú participarían Chile y Ecuador. Perú ganó invicto su grupo con dos empates: 1 a 1 con Ecuador en su cancha, donde debutó Ramón Quiroga atajando un penal, y convirtió Juan Carlos Oblitas. El mismo resultado se dio de visitante ante Chile, aunque con gol de Juan José Muñante. En Lima 4 a 0 categórico ante Ecuador con goles de José Velásquez, Juan Carlos Oblitas por partida doble y Alejandro Luces. Luego vendría el 2 a 0 a Chile, con anotaciones de Sotil y Oblitas. En el triangular final disputado en Cali, Colombia, Perú no pudo con Brasil (0-1), pero le endosó un contundente 5 a 0 a Bolivia con dobletes de José Velásquez y Teófilo Cubillas, el restante fue de Percy Rojas. Por tercera vez, Perú decía presente en un mundial de la mano de Marcos Calderón. Bolivia debió jugar con Hungría que no tuvo piedad con los del altiplano. Los novenos de la UEFA ganaron 6 a 1 en su país y 3 a 2 en Bolivia.

En 1982 le tocaría a España, cuatro lugares para nueve selecciones. Argentina ya estaba adentro por ser el campeón. Perú integró el grupo 2 junto a Uruguay y Colombia, clasificando con dos empates y dos triunfos: 1 a 1 en Colombia, gol de Guillermo La Rosa, y 0 a 0 en Lima ante Uruguay al que había derrotado en Montevideo por 2 a 1 con goles del mismo La Rosa y Julio César Uribe. El otro triunfo fue en Lima ante los cafeteros por 2 a 0, anotando Guillermo Barbadillo y Uribe, la gran figura de ese equipo. El entrenador era el brasileño Tim.

Selección peruana de 1982.

En 1986, otra vez fue México el responsable de organizar el torneo. Para participar entre los 24 se abrieron cuatro plazas a disputarse entre dos grupos de tres y otro de cuatro. Clasificarían los primeros de cada grupo. El cuarto saldría de un repechaje entre tres segundos y el tercero del grupo de cuatro. Clasificaron directamente Argentina, Brasil y Uruguay. En esa primera fase Perú, consiguió la segunda ubicación del grupo que integraba con Argentina, Colombia y Venezuela con tres partidos ganados, dos empatados y uno perdido. Le ganó a la ‘Vinotinto’ en Caracas con gol de Uribe, a Argentina en Lima con gol de Oblitas y nuevamente a Venezuela en casa por 4 a 1 convirtiendo Navarro, Barbadillo, Hirano y Cueto. Empató en Buenos Aires a dos goles con tantos de Velásquez y Barbadillo, y perdió en Colombia por un gol. En la fase siguiente le tocó Chile, perdiendo los dos partidos: 4 a 2 en Santiago (Navarro hizo los dos goles) y 1 a 0 en Lima. Moisés Barack al inicio y Roberto Chale en los últimos tres partidos fueron los entrenadores. El otro clasificado fue Paraguay.

Para Italia 90, se pusieron en juego dos plazas y media. Los ganadores de los grupos 1 y 3, Uruguay y Brasil, fueron directamente. Colombia, ganador del grupo2, pero con menor puntaje, debió jugar con Israel un repechaje que ganó. Perú tuvo una desastrosa participación en el grupo 1 perdiendo los cuatro partidos. Recibió 8 goles y convirtió 2, ambos a Bolivia (Andrés González en Lima en la derrota 2 a 1 y José Del Solar en La Paz, con igual resultado). José Fernández y el brasileño José Macía fueron los técnicos.

En 1994 se jugó en EE.UU. Con Chile suspendido por el episodio de la bengala en la Eliminatoria anterior, se conformaron dos grupos para clasificar directamente a tres cupos que fueron cubiertos por Brasil, Colombia y Bolivia. Argentina, humillado en esa fase por Colombia y el histórico 5 a 0 en Buenos Aires, recuperó a Maradona para clasificar tras un repechaje con Australia. La participación de Perú volvió a ser mala, perdió 5 partidos y solo pudo puntuar en un empate.

Perdió 1 a 0 en Lima con Argentina y Colombia, 2 a 1 con Paraguay en Asunción con gol de José Del Solar, por el mismo resultado con Argentina en Buenos Aires con anotación de Roberto Palacios y fue goleado por Colombia en Barranquilla por 4 a 0.  El serbio Vladimir Popovic era el técnico.

El estratega Popovic con parte del plantel de la selección.

Para Francia ‘98 se cambiaría el formato de grupos por el aún vigente: todos contra todos para clasificar a cuatro en un mundial que aumentaba a 32 selecciones. Brasil, como campeón, ya estaba.

Argentina, Paraguay, Colombia y Chile obtuvieron el pase. Perú, bajo la dirección técnica de Juan Carlos Oblitas, quedó afuera por diferencia de goles con Chile. De los 16 partidos, ganó 7 empató 4 y perdió 5. La primera fase no fue prometedora, quedando en el octavo lugar. Perdió por 4 a 1 en Ecuador (gol de Roberto Palacios), empató a 1 en Colombia con gol de Juan Reynoso, empató a cero goles en Bolivia y en Lima ante Argentina, repuntó en Lima ante Venezuela gracias a un 4 a 0 con goles de Reynoso, Julinho y dos de Palacios Y luego tuvo dos derrotas ante Uruguay (2-0) y Paraguay 2 a1, con descuento de Pereda. En la segunda vuelta empató a uno con Ecuador en Lima,  convirtiendo Palacios, ganó en Colombia 1 a 0 con tremendo pelotazo de Pereda, y no pudo con Argentina en su casa, y luego ganó tres partidos consecutivos para renovar la esperanza: a Bolivia en Lima, 2 a 1 con goles de Germán Carty y Jorge Soto, 3 a 0 a Venezuela , anotando Marengo, Julinho y Flavio Maestri, y 2 a 1 a Uruguay (Roberto Palacios y Germán Carty) y, aunque le ganó a Paraguay en Asunción con gol de Soto, su suerte se había sellado en la derrota de la fecha anterior ante Chile, su rival en la pugna por el quinto lugar, quien le asestó un contundente 4 a 0.

Para el siguiente proceso, el mundial cruzaría el siglo para jugarse en dos países de un nuevo continente: Corea y Japón 2002. Argentina, Ecuador, Brasil y Paraguay clasificaron en forma directa mientras que Uruguay fue al repechaje con Australia y se clasificó.

A Perú no le fue como en la anterior Eliminatoria, aunque comenzó bien, con el pie derecho de Solano de penal y el furibundo disparo de Roberto Palacios que dejó estático a Chilavert para redondear el 2 a 0. Luego empate de visita en Chile, 1 a 1 con gol de Juan José Jayo Legario. Lamentablemente seguirían tres derrotas consecutivas ante Brasil y Colombia por 1 a 0, y 2 a 1 en Ecuador (gol de Juan Pajuelo). Tras sacar un buen empate 0 a 0 en Montevideo, Perú le ganaría a Venezuela en Lima anotando, otra vez, el ‘Chorri’ Palacios. Cerraba la primera fase perdiendo con Argentina 2 a 1 en Lima (autogol de Walter Samuel) y 1 a 0 con Bolivia en La Paz.

Siguieron las derrotas en Asunción ante un contundente Paraguay que se cobró con saña la revancha de Lima con un 5 a 1 (descuento de Pedro García). Posteriormente saca un empata en Brasil con gol de Juan Pajuelo para caer en casa con Ecuador por 2 a 1 (Claudio Pizarro) y ganarle a Colombia de visita con gol de Nolberto Solano. La irregularidad era la marca peruana. Después vino la debacle, tres derrotas seguidas: ante Uruguay (2-0), Venezuela (3-0), Argentina (2-0) para cerrar el torneo premundialista con un empate a uno en casa con la débil Bolivia (Piero Alva).  La Selección Peruana terminó en la octava posición y fue dirigida en 8 partidos por el colombiano Francisco Maturana y por Julio César Uribe en los ocho restantes.

Francisco Maturana da indicaciones a un joven Claudio Pizarro.

Alemania 2006 sería el destino siguiente. Participaron diez selecciones por cuatro cupos directos y una repesca. Entraron Brasil, Ecuador, Paraguay, Argentina. Uruguay volvió a jugar con Australia, pero no tuvo la suerte de la anterior eliminatoria, y cayó en Sidney por penales. Perú empeoró su posición anterior y quedó noveno, aunque una vez más empezara bien en Lima ganándole a Paraguay por 4 a 1 (Solano, Mendoza, Soto y Farfán). Pero luego cayó en Santiago de Chile por 2 a 1 con gol de Mendoza. Tras dos empates, 1 a 1 con Brasil (Solano) y 0 a 0 en la altura de Quito, caería con Colombia 2 a 0 y sorpresivamente le ganaría a Uruguay en Montevideo por 3 a 1 con anotaciones de Solano, Pizarro y Farfán. No sería un aliciente, cedería un punto en casa ante Venezuela y perdería en Buenos Aires por 3 a 1 con gol del lateral Jorge Soto y en Bolivia por un gol. En la segunda fase viajó a Paraguay y se regresó con un valioso empate a uno por anotación de Solano. Posteriormente le ganaba a Chile en Lima 2 a 1 (Farfán, Guerrero), y perdía con Brasil 1 a 0. Después todo mal, empate en Lima con Ecuador 2 a 2 con goles de Guerrero y Farfán, derrota en Colombia, (5-0), empate con Uruguay en Lima sin goles, otras derrotas en Venezuela (5 a 0), y en Argentina (2-0) para cerrar con una inútil goleada a Bolivia por 4 a 1. En la despedida anotaron Gustavo Vassallo, Santiago Acasiete y dos veces Farfán. Perú comenzó con el brasileño Paulo Autuori en el banquillo (13 partidos), y acabó con Freddy Ternero (5 partidos).

Cuatro años después el Mundial llegaba a un cuarto continente y se jugaba en Sudáfrica. Cuatro cupos y medio le corresponderían a Sudamérica. Brasil, Chile, Paraguay y Argentina clasificaron. Por tercera vez consecutiva Uruguay jugaba un repechaje. Fue contra Costa Rica, y logró el cupo.

La actuación de Perú no pudo ser peor: quedó último con solo 3 partidos ganados, 4 empates y 11 derrotas. Apenas 13 puntos. El entrenador era José ‘Chemo’ del Solar. Ni siquiera pudo celebrar el triunfo de estreno ante Paraguay, que ya parecía costumbre, esta vez no pasó de un empate sin goles. En Ecuador sería goleado por 5 a 1, convirtiendo Mendoza el triste gol del honor. Luego vendría un empata en casa a uno con Ecuador (Juan Carlos Mariño), seguida de una goleada de escándalo en Uruguay por 6 a 0, solo para volver a Lima y ganarle a Venezuela con gol de Piero Alva. Le empataríamos a Argentina en Lima con el agónico gol de Johan Fano y la corrida de Juan Vargas solo para caer una vez más en las alturas de Bolivia por 3 a 0. Seguiría una racha negativa. Nos recuperaríamos en el partido siguiente ganándole a Uruguay con gol de Rengifo, pero después seguiríamos acumulando derrotas: 3 a 1 contra Venezuela (autogol de Fuenmayor), 2 a 1 en Argentina con otro gol de Rengifo, y cerraríamos con Bolivia en Lima ganándole 1 a 0 con gol de Fano.

Juan Vargas imparable frente a Argentina.

Año 2014, el mundial se jugaría con la brazuca, la Copa volvía a hacerse en Brasil. Nueve selecciones buscarían meterse en esos cuatro cupos y medio. Argentina, Colombia, Chile y Ecuador lograron el pase directo. Uruguay, otra vez al repechaje, esta vez ante Jordania, también se metió en la Copa. Una vez más Paraguay fue víctima de Perú en el primer partido, con dos goles de Paolo Guerrero. No pasaría lo mismo en Chile perdiendo por 4 a 2 (Pizarro, Farfán), ni en Ecuador donde perdió por dos goles. Por uno perdería en el partido siguiente en Lima ante Colombia. y no le iría mejor en Uruguay, la ‘Celeste’ ganó por 4 a 2 (autogol de Godín y tanto de Guerrero). Le ganaría a Venezuela por 2 a 1 anotando Farfán las dos veces y lograría un empate con Argentina con gol de Carlos Zambrano. El resultado se repitió al siguiente partido en Bolivia con gol de Mariño. En Asunción abriendo los partidos de vuelta caería 1 a 0, el mismo resultado, pero a favor se repetiría en los dos siguientes: ante Chile (Farfán)y Ecuador (Pizarro), los dos jugados en Lima.

Cuatro derrotas consecutivas vendrían después: en Colombia 2 a 0, contra Uruguay en Lima 2 a 1 (Farfán), en Venezuela 3 a 2 (Paolo Hurtado y Zambrano) y 3 a 1 en Buenos Aires (Pizarro). Un empate a un gol contra Bolivia en Lima con gol de Yoshimar Yotún sellarían otra eliminación. Perú finalizó séptimo.

Para Rusia 2018 fue otra la historia. El entrenador argentino Gareca fue el artífice de un sueño postergado desde 1981. Diez selecciones pelearían por llegar al país más grande del mundo. Brasil, Uruguay, Argentina y Colombia lo hicieron en forma directa. El medio cupo, que tendría que definirse con Nueva Zelanda para ser cupo entero, fue de Perú en una final apasionante. La ‘Bicolor’ hasta la fecha 13 se mantuvo en la octava posición. Ni el más optimista presagiaba el feliz desenlace de una trama que comenzó con dos derrotas: 2 a 0 ante Colombia en Barranquilla y 4 a 3 en Lima con Chile de visita, con dos goles de Farfán y uno de Guerrero. Vendría entonces Paraguay en Lima, ganó Perú 1 a 0, con otro gol de Farfán, el máximo goleador de Perú en eliminatorias.  El viaje a Brasil no fue feliz, ganó la ‘Canarinha’ por 3 a 0. En Perú fue empate a dos goles con Venezuela (Guerrero y Raúl Ruidíaz) y luego derrota en Uruguay por un gol. Perdimos en Bolivia por 2 a 0, pero Perú lo ganaría en mesa por la irregular inclusión en Bolivia de un jugador que no había cumplido los requisitos de nacionalización exigidos por la FIFA. 3 a 0 a favor de Perú fue el resultado oficial.

El llanto de emoción por la clasificación al Mundial de Rusia 2018.

Posteriormente ganaría 2 a 1 a Ecuador con goles de Christian Cueva y Renato Tapia, y cerraría la fase de partidos de ida con un empate a dos ante Argentina con goles de Guerrero y Cueva otra vez.

 La segunda parte comenzaría con una derrota ante Chile de visita por 2 a 1 (Edison Flores) y una inesperada victoria en Paraguay por 4 a 1 con goles de Christian Ramos, Flores, Cueva y Benitez en contra. Sería luego derrota en Brasil por 2 a 0 y empate a dos en Venezuela (Carrillo y Guerrero). En Lima caerían Uruguay 2 a 1 anotando Guerrero y Flores y Bolivia con goles de Flores y Cueva.

Y en Quito, Ecuador por 2 el mismo resultado (Flores y Hurtado). Un importante empate vendría en Argentina 0 a 0, y otro más importante aún el logrado en Lima ante Colombia, con el agónico gol de Guerrero. En el repechaje Perú empató 0 a 0 en el partido de ida y ganó 2 a 0 en la vuelta con goles de Farfán y Christian Ramos.

Contra todos los pronósticos, Perú volvía a los mundiales 36 años después. El próximo jueves 8, empieza otra historia como cada cuatro años. Para Perú, como tantas veces, ante Paraguay en Asunción.

/ MÁS INFORMACIÓN
Ver nota completa

Cracks peruanos de ayer y hoy

Ver nota completa

La legión extranjera