El perfil político de Juan Cominges

Está en la selección con el título de Coach Ontológico pero tiene aspiraciones políticas. Admira a Fidel Castro y el Che Guevara. Sus ideas sobre el fútbol nadie las conoce.

Juan Cominges y su admiración por Fidel Castro.
Redacción ONCE
Lima - 19 noviembre 2020

El 29 de noviembre de 2016, cuando Juan Cominges era mediocampista del Cienciano del Cusco, celebró un gol suyo quitándose la camiseta y mostrando debajo un polo sin mangas con una frase escrita con plumón negro y rojo: ¡Hasta la victoria siempre, Fidel¡. Fue el homenaje que Cominges decidió brindar a raíz de la muerte del jerarca de la revolución cubana Fidel Castro, acontecida cuatro días antes. 

El episodio dio lugar a que el futbolista fuese invitado a Cuba a través de la embajada de ese país. En una ceremonia llevada a cabo en La Habana, Cominges relató: “Cuando yo me entero del fallecimiento del Comandante, muy temprano con un mensaje de texto de mi hermana, me dolió y me puso más triste de lo que yo hubiera imaginado. Mandé a comprar al utilero del equipo un crespón negro para usarlo en mi camiseta”.

Luego añadió: “Cuando nosotros vamos al estadio un par de horas antes del partido, en el vestuario, que en nuestro país es muy católico, al ser un encuentro importante (Cienciano peleaba el ascenso) nos habían dejado una camiseta con la inscripción que dice “Qué hay de imposible para Dios”. Y yo, que no soy muy creyente de esas cosas, le di vuelta y escribí esto: “¡Hasta la victoria siempre¡, Fidel”.

Este es el video grabado en Cuba:

En el mismo viaje ocurrido hace cuatro años, Cominges, en declaraciones al sitio web Cuba Debate, explicó el significado que Fidel Castro y el Che Guevara tienen para él: “Empezaría por el Che, porque pese a haber podido disfrutar de la comodidad de un triunfo importante como la Revolución en Cuba es capaz de tener ese desapego e ir a por más revoluciones. Me parece inspirador. Yo tengo un hijo pequeño de un año y 4 meses que se llama Ernesto en homenaje a él. Tengo una hija llamada Mónica. Rescato del Che esa capacidad de desprendimiento de ir a una lucha que tenía más para perder que para ganar. Digo: si estos tipos son capaces de eso, yo me animo a soñar, a esforzarme en lo que creo, en el fútbol, en la vida. Fidel me ha marcado por eso. Y Fidel, en el asalto al cuartel Moncada (primera acción de armas de Fidel. NDR), en su exilio en México y la organización del (yate) Granma ha demostrado una inteligencia superior”.

Hasta aquí sus declaraciones son válidas desde el punto de vista de un ciudadano libre de tener las creencias políticas que desee elegir. En los años siguientes, Cominges ha refrendado su pensamiento político. En estas declaraciones al diario La Tercera de Chile en julio de 2019 señaló: “Ya que estamos de acuerdo en que existen presidentes y vamos más allá, yo diría que haya una anarquía total y que no existan presidentes, que no existan fronteras, que no existan países y vivamos todos libremente. Eso sería mi ideal. Como eso no existe y estamos en un acuerdo tácito de que somos peruanos y más allá, chilenos, y más allá, argentinos, tiene que haber una forma de gobierno, tiene que haber un presidente. Y de los que yo he conocido, me parece que el más acorde a mi sentir es Fidel Castro”.

Dos camisetas y dos mensajes políticos.

En suma, nadie tiene por qué objetar la posición política de Juan Cominges. El problema radica en que él no puede tratar de utilizar a la selección peruana de fútbol para la difusión de posiciones políticas, sean cuales fueran esas posiciones. Pueden ser posturas de izquierda o derecha, comunistas o liberales, no interesa, lo que importa es que la selección peruana tiene que estar enfocada en el fútbol y en la durísima competencia por conseguir un cupo para el Mundial Qatar 2022. Ninguna de las selecciones que compiten con el Perú están inmersas en discusiones políticas horas antes de partidos cruciales.

Hay un aspecto más serio aún. Juan Cominges aspira a tener una carrera política. En una entrevista al sitio web Acción Web Media cuando se le preguntó si le gustaría seguir la ruta del arquero George Forsyth elegido como alcalde de La Victoria, señaló:

“Yo personalmente, sí me gustaría. Si es que veo que “el para qué” es más grande. O sea, el para qué ¿es ser alcalde? o el para qué es cumplir un check más de: “Ahora soy también político. Si el para qué, es que mi paso por la política va a generar una transformación social necesaria para este país, só lo haría.

Es un incuestionable derecho suyo pero no puede utilizar a la selección peruana para sus intereses políticos. Lo razonable es que Cominges siga su ruta política sin entorpecer la tarea de un seleccionado que acaba de competir por doce puntos y ha conseguido apenas uno.

/ MÁS INFORMACIÓN
Ver nota completa

Los Lozano se ríen del Covid-19

Ver nota completa

Juan Cominges, ¿el coach político de la selección?