//

Gareca y una tensa semana en La Videna

La decisión tomada por la FIFA desbarató los planes en La Videna. En medio de un ambiente tenso, el DT Ricardo Gareca canceló el tercer microciclo de entrenamientos.

Félix Flores
Lima - 7 marzo 2021

La primera semana de marzo no trajo como principal novedad en La Videna, a un flamante convocado o a otro lesionado. Esta vez las miradas se las robó un hombre con gorrita y barba. Sí, tras cumplir su cuarentena, Ricardo Gareca pudo ponerse al frente de los 16 futbolistas que habían acudido al llamado del segundo microciclo de la selección. Trece de ellos pertenecen a la Liga1, dos a la MLS y el tercero es el veterano Jefferson Farfán. Todos los trabajos apuntaban a preparar el terreno para el choque contra Bolivia, algo que no se dará en la fecha programada.  

Por el lado de lo ya conocido, los trabajos se ciñeron al fortalecimiento de la parte física (labores de gimnasio), trabajos con balón en movimiento y detenido y todo se cerró con un partido contra la selección sub 20. A diferencia del 1-1, resultado de la primera semana, esta vez el equipo mayor goleó 4-1 con triplete de Alex Valera y un gol de Christopher Olivares, al cual Gareca ubicó en su nueva faceta en Sporting Cristal, la de extremo por derecha. Los dos días pasaron sin sobresaltos y más bien con la buena noticia que Jefferson Farfán iba a ser exigido a la par de sus compañeros a partir de este lunes 8 de marzo.  

Parte de los selecciones realizando trabajo de fortalecimiento en La Videna.

Todo estaba programado, incluso que los futbolistas entrenaran con 25 balones marca Penalty, los mismos que usa la selección boliviana en casa. Estas pelotas tendrían un condimento extra, iban a ser infladas con helio para que los jugadores tengan sensaciones parecidas a lo que iba a suceder en La Paz. Sin embargo, los movimientos más fuertes se terminaron dando en las oficinas. A principios de semana ya habían llegado versiones que los clubes europeos esta vez iban a cerrarle las puertas a los jugadores sudamericanos para las eliminatorias. “Yo no los voy a mandar, de ninguna manera”, dijo ‘Pep’ Guardiola, entrenador del Manchester City. “Los clubes son los que pagan los salarios de los futbolistas”, fundamentó Jürgen Klopp, estratega del Liverpool. En el caso de los peruanos, tanto Celta de Vigo como Rayo Vallecano no liberarían a Renato Tapia y Luis Advíncula por razones claras: temor al contagio por Covid-19 y la obligatoria cuarentena de 10 días que debe cumplir todo viajero que arriba desde Sudamérica.  

Llegó el martes 2 de marzo y el miércoles 3 y ya la cosa no estaba nada tranquila en San Luis. Ricardo Gareca recibió la información que empezaba a complicar la doble fecha. Inmediatamente, la postura del seleccionador nacional fue “Tenemos que jugar con lo mejor que tenemos”. Sin embargo, la dirigencia peruana encabezada por Lozano, no tenía voto sino apenas voz: Lozano iba a acatar lo que ordenase Alejandro Domínguez, el capo de la Conmebol. Por eso, cuando se pensó que la postura iba a ser que la fecha doble de marzo se realice con futbolistas locales, varios medios daban a Perú en el grupo de Argentina y Uruguay quienes querían evitar a toda costa las postergaciones. 

Edison Flores enfrenta la aguerrida marca argentina.

Finalmente, Domínguez determinó que la FPF pase a apoyar al grupo de Brasil y retiró la postura de presentar selecciones locales. Luego que Conmebol hiciera pública la postergación de esta tercera fecha doble rumbo a Qatar 2022, Ricardo Gareca y su comando técnico cancelaron el tercer microciclo y los jugadores seguirán entrenando con sus clubes. El entrenador permanecerá en nuestro país para dar seguimiento a quienes jueguen en la Liga1. Tampoco se descarta que, en un par de semanas, retomen los trabajos con los futbolistas del medio. Eso sí, previa coordinación con los clubes y evitando llamar a quienes estén participando en la Copa Libertadores. 

/ MÁS INFORMACIÓN
Ver nota completa

Fiscal Anticorrupción pidió 4 años de prisión para Agustín Lozano

Ver nota completa

Eliminatorias Qatar 2022: los partidos se juegan en las oficinas