Jefferson Farfán, el bombero de Alianza Lima

En medio de la crisis aliancista y el malestar de la hinchada, empezaron las tratativas para que el delantero de la selección juegue el 2021 en Matute.

Félix Flores
Lima - 1 noviembre 2020

En este momento, la mirada del Fondo Blanquiazul está puesta en resolver la crisis que afecta a Alianza Lima y un problema inesperado: salvar la categoría. El equipo se encuentra a dos puntos del último que pierde la categoría y se vienen duelos claves como contra Sport Boys, otro cuadro que pelea por evitar la baja.

En este contexto y también para calmar la molestia de los hinchas se empezó a manejar un anuncio con contenido de calmante: la llegada de Jefferson Farfán. En los próximos días, el delantero de 36 años será operado de la rodilla izquierda por el médico de la selección el Dr. Julio Segura. Tendrá unos 40 días de rehabilitación física y apunta a estar totalmente recuperado en el inicio del 2021.

Mientras tanto se irá tratando de allanar el camino para su llegada a Matute. Se supo que el Fondo Blanquiazul habló con el atacante y le pidió que forme parte del plantel del próximo año. Al veterano delantero le habrían ofrecido dos cosas para seducirlo. Primero, un plantel competitivo y un entrenador de nivel para el 2021. Lo segundo, la chance de que en 2022 Paolo Guerrero también llegue a Matute y así puedan repetir la dupla de ataque que alguna vez formaron en las divisiones menores.  

La campaña de Farfán en Europa dejó una rodilla maltrecha. Foto: Getty Images

En cuanto al tema económico la situación no es tan ‘dulce’. Farfán ganaba 5 millones de euros por temporada en el Lokomotiv de Moscú. Es decir más de 400 mil euros mensuales. El presupuesto íntimo para el jugador nacido en la cantera aliancista apenas bordea los 500 mil dólares anuales. Para incrementar este salario, el club planea deshacerse de contratos que son un lastre como los de Carlos Ascues y ‘Beto’ da Silva. Además, esperan un ‘guiño’ de Farfán para que acepte lo que para el jugador sería una cantidad “modesta”. El número podría mejorar si es que, por algún milagro que no atisba en el horizonte, el club clasifique a un torneo internacional para el 2021. 

Si bien aún no hay un acuerdo entre Farfán y Alianza Lima, sí habría algunos apuntes. Por parte del club, el vínculo a proponer será por dos años y el jugador podría evitar algunos partidos de exigencia en altura o calor excesivo. En tanto, Farfán ya dio el primer paso confirmando que no jugará más este año y se someterá a una operación en su rodilla izquierda y así, según sus palabras, “arrancar la temporada 2021 al 100 por ciento”. Este 2020, el delantero solo jugó 190 minutos entre su ex club y la selección peruana.  

/ MÁS INFORMACIÓN
Ver nota completa

Roberto Mosquera, el buen pensar y el buen decir

Ver nota completa

Así está Alianza Lima: en un fondo de problemas