/

Las reglas (ficticias) del VAR que complican al fútbol

Anunciada como una medida para la justicia del fútbol, en los hechos se está convirtiendo en una herramienta de manipulación. El polémico VAR FIFA.

Gianni Infantino, presidente de la FIFA.
Redacción ONCE
Lima - 18 octubre 2020

El invento del VAR FIFA estuvo en stand by por muchos años hasta que en marzo de 2016, Gianni Infantino, poco después de ser elegido presidente de la FIFA, aprobó su uso anunciándolo como una medida histórica para el fútbol internacional. Varios experimentos en partidos amistosos precedieron a su estreno oficial en diciembre de 2016 en el Mundial de Clubes. El húngaro Víctor Kassai, árbitro que dirigió el Kashima-Atlético Nacional, se convirtió en el primero en señalar un penalti apoyado en la tecnología.

A estas alturas y mientras se empieza a descubrir que el VAR FIFA es una copia incompleta del invento original (Ver https://once.pe/el-polemico-var-al-descubierto/) cabe plantear una duda. Infantino asumió en medio de la hecatombe que produjo el descubrimiento de la inmensa corrupción en el fútbol conocida como el FIFA Gate. Este nuevo presidente que, en realidad, no era ajeno a esos problemas porque fue el secretario de Joseph Blater, acusado por corrupción y cabeza visible del FIFA Gate, necesitaba vestirse de honradez, de justicia, de orden, de moralidad. Una de esas herramientas era el VAR que anunciaba desterrar los errores arbitrales para proteger el juego limpio. Sin embargo, desde la FIFA no se puede pensar en estricta justicia porque los intereses de los equipos y las selecciones más poderosas junto a los gigantescos intereses económicos de los sponsors, exigen dinero y no imparcialidad. Si un VAR realmente eficiente y veraz deja afuera de un Mundial a Brasil, Alemania, Argentina o lleva a las finales a seleccionados de menor envergadura, la economía se resiente. Quizá allí esté la respuesta de por qué el VAR, en realidad, le añade errores a los tradicionales errores de los árbitros y le añade también manipulaciones a partir de imágenes que se están revisando de la peor manera.

¿Cómo opera el VAR?

El sistema de Video Assistant Referee (VAR)  funciona por medio de un equipo de tres árbitros que, en una sala, disponen de imágenes televisivas del partido tomadas desde distintos ángulos y tiros de cámara y medios para su análisis. Estos árbitros están en conexión directa con el juez del encuentro tanto para realizarle advertencias como para recibir sus preguntas. El árbitro principal puede pedir consejo al equipo de video y esperar su respuesta o bien tomar una decisión directamente después de recibir la indicación de la sala de imágenes o dirigirse a una pantalla en la cancha para informarse directamente.

Centro de comando del VAR.

¿Es el VAR la última autoridad sobre el campo?

No. Si el juez no está de acuerdo con una indicación del VAR, puede revisar la acción en una pantalla situada junto al terreno de juego y luego tomar la decisión según su propio criterio. El equipo de video puede informar al árbitro de un error de apreciación o bien de alguna acción que no haya visto. La corrección, de haberla, debe ser comunicada a equipos y público.

¿Dónde está situada la cabina del VAR?

Normalmente está situada en el mismo estadio donde se juega el partido, aunque también podría ubicarse en una locación ajena al estadio con las condiciones necesarias.

¿Quién puede solicitar el VAR?

Su uso es potestad únicamente del equipo arbitral. Se entiende por equipo arbitral al juez de campo y a los que integrar el equipo que opera el VAR. Si un jugador solicita su aplicación puede ser sancionado.

Pantalla del VAR donde le árbitro puede revisar las jugadas.

¿Qué situaciones pueden ser revisadas?

Goles: La primera función del VAR, según recoge su reglamento, es “ayudar al árbitro a determinar si se ha producido alguna infracción que impida conceder el gol”. Una vez que el balón ha cruzado la línea de meta el juego ya se ha interrumpido, por lo que, según sus autores, el ritmo del partido no se ve afectado. En los hechos tardanzas de varios minutos si afectan el ritmo de juego.

Penaltis: Los asistentes de vídeo deben garantizar que no se tomen decisiones erróneas relativas a la señalización (o no) de un penalti.

Tarjetas rojas: También se busca evitar que se cometan fallos en relación con infracciones conducentes a la expulsión de un jugador.

Confusión de identidad: Si un árbitro no amonesta o expulsa al jugador que debe, o no está claro qué jugador ha cometido una infracción, los asistentes de vídeo pueden informar al árbitro para que este sancione al jugador que haya incumplido el reglamento.

Fuera de juego: no figura entre las cuatro competencias del VAR,pero el árbitro sí está habilitado para dar marcha atrás cualquier acción que haya podido influir en un gol.

El juez se mantiene en permanente comunicación con el VAR.

Ajustes este año

En el pasado mes de febrero 2020 la International Football Association Board (IFAB), órgano arbitral dependiente de la FIFA, aprobó las nuevas normas del reglamento que entraron en vigencia a partir del 1º de julio. Las normas del VAR también dieron un giro y se instó a los árbitros a acudir más a revisar las jugadas a pie de campo.

El árbitro asistente de vídeo está autorizado a aconsejar al árbitro principal al respecto, describiendo lo que ve, pero éste último debe tomar la decisión final.

Si el juego no se ha detenido, el árbitro lo detendrá en cuanto el balón se encuentre en una zona o situación neutral (normalmente cuando ninguno de los equipos esté atacando) y entonces hará la “señal de la televisión”. 

Las reglas escritas no siempre coinciden con la realidad y el VAR está demostrando que sus falencias son mayores que sus aciertos. Para el famoso ex árbitro Javier Castrilli “El VAR debe servir para corregir y no para consagrar u ocultar errores”. Si continúan los errores quizá el mayor beneficio para el futbol mundial sea expulsar al VAR.

/ MÁS INFORMACIÓN
Ver nota completa

Pedro Aquino, el león que despertó para rugir

Ver nota completa

André Carrillo, de actor de reparto a figura y goleador