/

Lewandowski, el bombardero de Varsovia

El ex suplente del charapa Rengifo se consagró goleador y campeón de la Champions League al vencer al París Saint-Germain.

Italo Bisso
Lima. - 24 agosto 2020

En el año 1999, el delantero centro del club Sachapuyos de Chachapoyas, campeón de la Liga Departamental de Amazonas, era Hernán Rengifo Trigoso. A los 20 años de edad, en mayo de 2002, debutó como el 9 de Universitario de la mano del técnico Ángel Cappa. Después, en el 2007 emigró a Polonia para jugar por el Lech Poznan. Fue goleador de su equipo en la Copa UEFA 2008-09 con 5 goles. Pero para el Charapa Rengifo el mayor orgullo de su estadía polaca, es que puede decir “Yo tuve como mi suplente al goleador de la Champions League”. Y es verdad. En el banco se sentaba un muchacho apellidado Lewandowski.

Lewandowski era en ese tiempo un joven delantero que inicia su carrera en el fútbol. Luego de dejar la liga polaca comenzó a figurar en el fútbol de Europa con el Borussia Dortmund.

El delantero polaco del Bayern es admirador de Roberto Baggio, Alessandro del Piero y Thierry Henry. Hace un tiempo en una entrevista declaró: “Yo sabía que tenía que hacerlo paso a paso. Mi sueño era jugar en los grandes estadios con 80.000, 90.000 espectadores. Ese era mi sueño. Cuando era joven, en mi país, Polonia, no teníamos ningún jugador top, así que me fijé en los mejores jugadores del mundo y pensé, ‘OK, soy de Polonia, de Varsovia, pero ¿por qué los jugadores de Polonia no pueden llegar a ser los mejores’?”.

Lewandowski y Rengifo en el Lech Poznan de Polonia.

Lewandowski decidió ser el mejor desde su infancia, a pesar de su cuerpo huesudo, lo único que siempre quiso fue jugar.“Era tímido y pequeño. Durante mucho tiempo he pesado alrededor de 20 kilos. Pero no era tan importante porque lo que quería hacer era solo jugar. Era muy delgado, no muy alto. Siempre fui el más pequeño del equipo y el más delgado”, contó el crack del Bayern.

Lewandowski desde niño estuvo acompañado de un balón, después el fútbol se convertiría en su gran pasión.

La disciplina de Lewandowski también se extiende a su alimentación, el delantero del Bayern no come carne el día del partido. ¿El motivo?, el crack lo resume así: “Es demasiado pesado para mi cuerpo”.

¿Qué pasa por la cabeza de Lewandowski cuando está acechando el área? “En un partido, no es fácil (anotar). Especialmente cuando estás cansado. En el 90% de los objetivos, es la cabeza la que funciona y tu nivel de concentración lo que influye. Si estás cansado, tu pensamiento será más lento automáticamente. Y el espacio-tiempo no se reduce. En el área de penalización, solo tenemos 0,1 segundo, tal vez 0,2, para reflexionar, tomar nuestra decisión e interactuar con la pelota. Aquí es donde llegamos al entrenamiento, porque no hay otro lugar para construir movimientos y disparos automáticos. Ya sea que estén en el pie izquierdo, en el pie derecho, lo que sea. Tienes que estar listo. Ni siquiera tienes que pensarlo, tienes que hacerlo”.

Lewandowski en el área no perdona.

Bayern Múnich disputó una final de Liga de Campeones después de siete años. El imponente equipo alemán clasificó a esta instancia luego de derrotar por 3-0 a un hacendoso Olympique de Lyon, en partido único de semifinal. A lo largo de la temporada —interrumpida a causa de la pandemia mundial—, los alemanes demostraron merecer, con creces, el trofeo de Europa.

Es un cuadro que ha ganado todo lo que ha jugado: 10 victorias en 10 partidos. ¿Los responsables? Hay un equipo que hizo semejante campaña; sin embargo, el gran abanderado de esta versión alemana es Robert Lewandowski, jugador de enormes cualidades, que representa lo mejor del buen fútbol eslavo.

El delantero polaco de 31 años ha anotado 15 goles en la actual edición y es, con amplísima ventaja respecto de su escolta, su compañero Serge Gnabry (9), el goleador del equipo y de la competición. Así, el habilidoso atacante, está a solo un partido de hacer historia y de cobrar su revancha en la Liga de Campeones, tras haberse conformado con el subcampeonato en la temporada 2012-2013, la única final que ha disputado. En aquella ocasión, jugando para ese brillante Borussia Dortmund, su verdugo fue su actual equipo, Bayern Múnich.

¿Quién es Robert Lewandowski, ese jugador tan bien dotado, tan efectivo? ¿Cómo llegó a convertirse en uno de los mejores delanteros del mundo? o, para ilustrar con cifras, ¿quién es ese delantero que ha marcado 34 goles en 31 partidos la temporada pasada en la Bundesliga? ¿Quién es ese delantero que, desde la temporada 2011-2012, solo ha sido superado en goles por Lionel Messi y Cristiano Ronaldo?

El imparable polaco en la Bundesliga.

El goleador polaco creció en un ambiente familiar donde se valoró el deporte, la condición atlética, la disciplina deportiva. Su padre fue campeón de judo y jugó al fútbol para el Hutnik Varsovia, equipo de la segunda división de su país. Su madre, Iwona, fue voleibolista profesional. Su hermana, Milena, también jugó al voleibol. Además, su esposa, Anna Stachurska, ha sido campeona de karate y es nutricionista deportiva. En su hogar se percibió el deporte como estilo de vida. Y allí se forjó el polaco. 

Robert Lewandoski jugó dos temporadas en Lech Poznan (2008-2010), cuando tenía 20 y 21 años. Procedente del Znicz Pruszków, donde ascendió de la tercera a la segunda división en los años previos a su paso al cuadro de primera división, ‘Lewan’ ha sido siempre un jugador constante, forjado, asiduo, de permanente mejoría y buen rendimiento. En aquellas temporadas en Lech Poznan marcó 31 goles. Desde entonces -a excepción de la temporada 2014-2015, en la que sufrió una fractura de mandíbula y nariz, con conmoción cerebral-, ha superado los 20 goles por temporada, tanto en Borussia Dortmund como en Bayern Múnich.

En julio de 2008, con 19 años, anotó desde el banquillo en su debut en el Lech, un partido de clasificación para la Copa de la UEFA contra Khazar Lankaran de Azerbaiyán. En agosto, solo necesitó cuatro minutos para marcar, con increíble imaginación, un gol de taco en su primera aparición en la liga contra el GKS Belchatow; mientras que un mes después anotó su primer gol internacional con la selección de Polonia, ocho minutos después de entrar en un partido de clasificación para el Mundial contra San Marino.

Robert ha tenido actuaciones muy buenas y muchas otras descollantes. Cuando militaba en Borussia formó dupla con Marco Reus. Deslumbraron a Europa. En la temporada 2012-2013, el delantero marcó 24 goles y su compañero dio 11 asistencias y anotó 14 goles. En la semifinal de la Liga de Campeones, en el partido de ida ante Real Madrid, Lewandowski anotó los 4 goles con los que vencieron por 4-1 a los españoles. Así, el cuadro alemán disputó la final de Liga de Campeones.

Pero si de actuaciones brillantes hablamos, no podemos dejar de mencionar aquella que tuvo contra Wolfsburgo, en setiembre de 2015. Con Bayern perdiendo 0-1 y con el peligro del 0-2, Pep Guardiola llamó a ‘Lewan’ para que ingrese en reemplazo de Thiago. Necesito 9 minutos para quebrar cuatro récords: hizo 5 goles. Anotó en el minuto 51, 52, 55, 57 y 60, anotando la mayor cantidad de goles de un suplente de la Bundesliga (5), así como el más rápido de tres goles (3’22 “), cuatro goles (5’42”) y cinco goles (8’59 “) en la historia de la liga.

Si bien en la final de Lisboa no anotó, de igual forma Robert Lewandowski levantó la ‘Orejona’ consagrandose campeón de la Champions League al derrotar al PSG por 1-0 con gol de Coman. El delantero del Bayern Múnich, además, se coronó como el máximo goleador de la Liga de Campeones con un total de quince goles.

Soñó con ser uno de los mejores jugadores polacos, y lo cumplió.

Con 32 años, el bombardero de Varsovia es el primer futbolista que gana títulos de Liga, Copa y Champions League en un mismo año. Y luego del final del domingo la prensa internacional lo confirma como el mejor ‘9’ del planeta.

Hace unos días, Lothar Matthäus afirmó que “Lewandowski es mejor que Messi”. Si bien muchos se burlaron de tal declaración, lo cierto es que en este 2020 el delantero polaco conquistó todos los trofeos posibles europeos en solo un año.

/ MÁS INFORMACIÓN
Ver nota completa

Tuchel no consiguió el trono de Klopp

Ver nota completa

El PSG y un lema: sigan gastando