Marcio Valverde, una de las piezas claves de Sport Huancayo

Luego de dejar Sporting Cristal, Marcio Valverde se reinventa en Sport Huancayo. Bajo la dirección de Wilmar Valencia es uno de jugadores de la Liga 1 que mantiene un buen nivel. Aquí nos cuenta todos sus secretos.

Daniel Yaipén
Lima. - 25 abril 2021

Marcio Valverde a los 7 años llegó a Cantolao, luego pasó por las inferiores de Unión Minas. Años más tarde vistió las camisetas de Alianza Atlético, Sporting Cristal, Universidad Técnica de Cajamarca, Real Garcilaso y actualmente milita en Sport Huancayo. Toda su carrera la viene desarrollando en el fútbol peruano.

ONCE conversó con Valverde, considerado uno de los jugadores más regulares de la Liga 1. En esta entrevista el jugador de Sport Huancayo nos cuenta lo que le ha tocado vivir dentro y fuera de la cancha.

Eres uno de los jugadores más activos y con reacciones positivas sobre tus apreciaciones, en redes sociales, ¿cómo lo tomas?

Hace 9 años abrí mi Twitter y poco a poco le fui agarrando la onda de publicar, compartir con la gente mis ideas, mis pensamientos, mis puntos de vista. Al principio tuve un sin fin de problemas porque el Twitter es como entrar a una guerra sin cuartel, todos pretenden tener la razón y no todos tienen las mejores maneras de expresarse. Al principio cometía el error de contestar y era la de nunca acabar, ahora ya aprendí cuando no se puede debatir alturadamente, simplemente bloqueo (risas).

¿Qué te ha sumado esta actividad mediática?

Investigar mucho más sobre la actualidad de mi país, porque no todo es fútbol. Me gusta compartir temas de seguridad social, salud, política, todo lo que tiene que ver con la sociedad en la que vivimos. Para hacerlo entendí que necesito tener la inquietud de investigar para empaparme bien de los temas y no compartir algo sin sustento. Soy consciente que entre los que me van a leer hay personas que pueden saber mucho mas del tema que yo y por eso me ocupo de compartir informaciones veraces.

¿Aparte del fútbol que otros temas te apasionan?

En estos momentos me ocupa mucho la actualidad tan complicada de nuestro país. Mira a mí no me gusta la política me parece realmente asquerosa pero siento que no puedo mantenerme al margen de lo que pasa a mi alrededor. Por tal motivo intento mantenerme informado para tener una postura sobre los hechos de interés nacional. Es importante recordar antes de quejarnos de todo que hay gente que sufre mucho más que nosotros con esta pandemia, incluso antes de la misma. Sin embargo siguen adelante por sacar a sus familias adelante.

Ya llevas 4 años en Sport Huancayo, acá encontraste tu mejor rendimiento, ¿por qué?

Yo creo que desde la temporada 2015 en el Garcilaso comencé a tener una regularidad importante y además anotar muchos goles pese a la posición en la que comencé a jugar. Después en el 2018 llegué a Huancayo donde he podido mantener y aumentar mi nivel. Gracias al paso de los años fui alcanzando una madurez en mi juego que me ayudó a entender mejor como hay que prepararse y afrontar los partidos.

Marcio encontró su lugar en Huancayo.

En tu experiencia ¿qué es lo que le falta al futbolista peruano para llegar a su mejor rendimiento a una edad más temprana?

Yo no considero que sea algo generalizado, por ejemplo, yo con 21 años logré una gran campaña con Alianza Atlético de Sullana, marcando varios goles importantes a pesar de estar peleando la baja. Ese año llegué a la selección y me valió llegar a Sporting Cristal con 22 años. Lamentablemente ese año tuve una lesiones que me impidieron jugar regularmente y fue hasta el 2012 cuando pude tomarme la revancha y salir campeón con la celeste.

Valverde llegó a Cristal a los 22 años luego de tener un gran año en Alianza Sullana.

Entonces, ¿a qué te referías con el tema de la madurez encontrada?

Tal vez más que madurez es el puesto que encontré o encontraron mi posición idónea en el campo de juego. En el 2017 el profe Marcelo Grioni en el Garcilaso me convence de jugar en la volante de contención, como un 5 de salida y ahí creo que es donde mejor me he acomodado. Más allá que como lateral y volante por fuera me fue bastante bien creo que por dentro puedo explotar mejor mis virtudes.

¿Por qué crees que otro entrenador no se dio cuenta antes?

Creo que fue la forma de hablarme del profe y también la edad, por eso te decía lo de la madurez. Si me hubieran dicho que juegue ahí a los 20 o 21 años seguro no hubiera querido. A mí me gustaba jugar por fuera o por las bandas para poder irme al ataque. Ahora tengo la experiencia para saber también cuándo desdoblarme y llegar con peligro al área rival con un mejor panorama de juego incluso.

El año pasado hicieron una campaña digna en la Sudamericana, este año con el nuevo formato, solo clasifica uno por grupo de cuatro, ¿cuál es el objetivo realista que les ha planteado Wilmar Valencia?

La idea es salir partido a partido y sumar la mayor cantidad de puntos posibles. Nosotros apuntamos al primer lugar, no sólo queremos participar, somos conscientes que es difícil pero tampoco es imposible. En la cancha somos once contra once y nos sentimos capaces.

Tienen a Corinthians y Peñarol por delante para llegar a ese primer puesto…

Mira, para los equipos peruanos cualquier equipo que nos toque va a ser difícil, como fútbol tenemos una deuda pendiente en los torneos internacionales. El año pasado empatamos de visita en Argentina y Chile y de Uruguay nos trajimos el triunfo lo que nos valió pasar dos rondas de la Sudamericana. Pero dentro del grupo tenemos claro que no podemos caer en la mediocridad de pensar que por eso hicimos una gran campaña, nosotros vamos a prepararnos para competir y dejar el nombre del país en en alto. Hacer una gran campaña es meterse mínimo entre los cuatro primeros.

¿Por qué se dio tu salida de Sporting Cristal?

Salimos campeones en el 2012 conmigo como pieza de recambio con buenas actuaciones, en el 2013 jugué más y aunque no pudimos campeonar fue un año bueno y hasta donde sé el profesor Claudio Vivas me había dejado en la lista de los que debían renovar para el 2014. Sin embargo, después llegó Daniel Ahmed y no me hablaron para renovar así que me tuve que ir con mucha pena del club.

A tus 33 años eres uno de los futbolistas más regulares de la Liga 1, ¿aún sientes que estas para pelear un lugar en el selección ?

Mientras me sienta bien y pueda competir, considero que tengo chances. Tengo clara que la primera opción la tienen los chicos que militan en el extranjero pero no pierdo la ilusión que con mi rendimiento en el campo me pueda ganar una chance dentro del grupo. Soy un convencido que cuando las oportunidades se presentan tienen que encontrarte preparado al 100% para no desperdiciarlas.

Valverde compartió Selección con Zambrano.

Hoy tenemos un grupo en la selección comprometido que nos llevó al mundial, pero en líneas generales ¿consideras que el futbolista del torneo local ha mejorado su profesionalismo?

Sí. Hemos mejorado un montón, por eso están llegando muchos jugadores de la liga a la selección, no por la minoría debemos fustigar a la mayoría. Chicos que vienen haciendo un trabajo invisible, bueno, responsables disciplinados porque saben que es la única forma que tienen para poder llegar a la selección porque ahí se trabaja así. El jugador tiene que dedicarse a trabajar en su profesión y valorar lo que es estar en un equipo de primera división, no es solo llegar sino mantenerse y migrar.

Valverde considera esencial la disciplina y el comportamiento profesional.

¿Cómo y cuando te diste cuenta que el fútbol podía llegar a ser tu profesión?

De niño lo tomaba como diversión, pero ya entrando a la adolescencia me di cuenta que tenía que dedicarme si quería llegar a concretar mi sueño de ser un jugador de primera división. Desde los 7 años que comencé en el Cantolao siempre tuve el apoyo de mis padres que me enseñaron que con perseverancia se pueden lograr todas las metas que te propongas.

Después del Cantolao ¿qué siguió?

Pasé a las divisiones menores del Unión Minas, que entrenaban en Lima, hasta el año en que el equipo principal perdió la categoría y Alianza Atlético de Sullana tomó todas las categorías, hasta que en el 2006 debuté en la profesional. Siento que no la desaproveché porque llevo 13 años de carrera en la Liga 1 haciendo campañas que me han permitido mantenerme ininterrumpidamente en equipos con aspiraciones importantes.

Si fueras periodista y te preguntan descríbeme las virtudes de Marcio Valverde como jugador ¿qué dirías?

Un jugador técnico, de buena pegada, con buena respuesta física y determinante en el desenlace de los partidos.

¿Defectos o puntos de mejora?

Seguir mejorando en la marca, más aún por la posición del campo en la que estoy jugando en los últimos 5 años.

Marcio destaca por su gran pegada y panorama de juego.

¿Un partido que te gustaría volver a disputar?

Alianza Atlético vs Fluminense en Piura, ese partido lo empatamos 2 a 2 y estoy tan convencido que tuvimos todo para ganarlo por como se desarrolló el encuentro, sobre todo en el segundo tiempo.

¿Qué les faltó para ganarlo?

Nos faltó entrar creyendo desde el primer minuto que podíamos ganarlo. Recién reaccionamos después del gol que nos hicieron a los 15 minutos, si no nos hacían ese primer gol que valía doble por visita, nos nos eliminaban. Después del gol de ellos nosotros nos pusimos a jugar y les llegamos muchas veces, debimos salir así desde el inicio, confiando en nuestras posibilidades.

¿Una camiseta que te gustaría volver a vestir?

Sporting Cristal de todas maneras. Me quedé con la espina de no poder salir bicampeón en el 2013. Además, me encantaría regresar para retribuirle todo lo que me dieron y lo bien que me trataron cuando estuve lesionado por una temporada larga. Mi respeto y cariño por Cristal como equipo e institución es enorme.

Marcio quiere volver a Cristal para salir campeón otra vez.

¿Qué le ha dado Marcio Valverde al fútbol?

Sin pecar de vanidad creo que alegrías, me gusta que los aficionados disfruten del juego como un espectáculo y para ellos me preocupo estar y prepararme bien para los aficionados que nos siguen.

¿Qué le devolvió el fútbol a Marcio Valverde?

Logros grupales y personales. Salir campeón con Cristal, sub campeón con Garcilaso de Cusco, llegar a la selección, jugar Copas Libertadores, Sudamericana y demás logros que cuando empecé no imaginaba.

¿Un entrenador que te haya impactado más allá de lo futbolístico?

Wilmar Valencia por la calidad de persona que es. Siempre frontal, sin pelos en la lengua, muy justo porque mide a todos con la misma vara, seas juvenil o veterano él no hace diferencias. Con el profe desde el 2016 siempre tuvimos comunicación y me daba consejos desde el 2016 a pesar que no me estaba dirigiendo en esos años.

¿Qué compañero tuyo crees que debió llegar a la selección y tal vez a Europa y no lo consiguió?

Uno llegó pero no logró consolidarse como sus condiciones y fútbol lo ameritaban, sin dudas Reimond Manco. Lo tuve de compañero en UTC y tiene una calidad impresionante, él debió ser un jugador de nivel europeo y un aporte a la selección nacional, pero bueno, ya eso dependía exclusivamente de una decisión personal del jugador.

Marcio considera que Reimond Manco tuvo todo para ser una estrella en el fútbol europeo.

¿Quién te sorprendió y llegó lejos?

La calidad de Pedrito Aquino siempre resaltó desde cuando yo estaba concentrado y lo veía en los partidos de menores y después en el poco tiempo que pude compartir con él en el primer equipo. Me da mucho gusto ver su progreso tan rápido de Cristal a la selección y de ahí a México, donde llegó a un equipo importante como León pero no se conformó y ahora es figura en el gigante de esa liga. Pedro siempre marcó diferencias por la calidad de jugador y persona, pero me sorprendió lo rápido que ha escalado.

El crecimiento de Pedro Aquino le genera una gran alegría.

¿Después del fútbol, te ves aún ligado a él?

En un principio pensaba en ser técnico, algo que no descarto del todo, pero últimamente también estoy viendo con buenos ojos la posibilidad de estudiar gestión deportiva y así tener más opciones de desarrollarme adecuadamente y sumarle a nuestro fútbol.

¿Tu afición a las redes y a comunicar no te ha hecho pensar en participar en medios como varios ex jugadores ?

Gerardo Flores, que en paz descanse, hace un par de años me dijo varias veces sino quería ir a la radio para participar de un panel y opinar sobre fútbol. Él me alentaba que podía hacerlo bien porque entendía bien el juego y sabía expresarme, pero nunca me atreví, quién sabe que más adelante su predicción se haga realidad.

¿Qué pasó el año pasado con el árbitro Kevin Ortega en el último partido contra Alianza?

Tuvimos un fuerte altercado en pleno partido que se nos fue de las manos a los dos. Desde el comienzo comenzó a inclinar la cancha en favor de Alianza, así que en un jugada me acerco y me equivoco al reclamarle porque le dije: “Cobra bien y déjate de payasadas”. Él me amonestó y bien sacada la amarilla. Sin embargo después se me acerca y me dice “Deja de hablar huevón y me menta la madre, a lo cual yo reaccione con el mismo insulto”.

¿Qué siguió después?

Los jugadores de Alianza que me escucharon comenzaron a reclamar la roja para mí, porque a él no lo habían escuchado, pero como él sabía que había comenzado a insultarme, no me expulsó. De ahí en más se la pasó amenazándome todo el partido.

¿Qué te decía exactamente?

Me decía, ya te fregaste en cualquier partido que te dirija te voy a expulsar, incluso antes del gol que le hago a Leao, él me grita de atrás “a ver patea”, con su respectiva mentada de madre. Así se la pasaba insultándome cada vez que lo tenía cerca. Cuando hago el gol, él sale corriendo atrás mío, incluso hay fotos que lo certifican, y me grita “a ver celebra para sacarte la amarilla y expulsarte”. Es ahí donde yo en lugar de celebrar con mis compañeros voy hacía el comisario del partido a informarle de esta situación y como el estadio estaba vacío, por las cámaras de televisión se escuchó todo lo que le decía al comisario. Al verse expuesto se calmó y se aguantó en los insultos por el resto del partido. Felizmente el profe Wilmar me jaló a un costado y me hizo reaccionar para que este bien concentrado y el incidente no afecte mi rendimiento en favor del equipo.

El árbitro Ortega corre vociferando algo detrás de Valverde.

¿Después de este hecho, alguien de la FPF se te acercó para preguntarte algo como parte de una investigación?

No se me acercó nunca nadie, y mucho menos a investigar. Incluso él siguió arbitrando con normalidad, estuvo en una de las ternas de las finales sino me equivoco. Estoy seguro que si yo hubiera tenido puesta la camiseta de otro club, con mayor influencia, las cosas serían distintas.

Hace un par de años denunciaste un hecho similar contra Diego Haro, cuando insultó a tu compañero Alfredo Rojas.

Sí, fue un partido ante Cristal, “Conan” Rojas me lo comentó muy mortificado al finalizar el encuentro pero la verdad a mí no me había pasado antes y no se lo deseo a ningún compañero. Al final con las pulsaciones el jugador termina reaccionando y los árbitros tienen la sartén por el mango para poner las cosas que deseen en sus informes y de acuerdo a eso vienen las sanciones. Pero en esos documentos no cuentan lo que ellos hicieron previamente para generar esos hechos.

Marcio con sus padres, quienes vienen recuperándose del Covid.

/ MÁS INFORMACIÓN
Ver nota completa

El hombre que hizo más goles que Messi y Pelé

Ver nota completa

La Superliga, el papelón del año reflejado en las portadas de los diarios europeos