//

Perú 2 Colombia 1: mucho más que una extraordinaria victoria

La selección logró un importante triunfo contra Colombia. Gareca apostó por una nueva alineación que buscará consolidarse frente a Ecuador el próximo miércoles. ¿Qué mostró y qué le falta a Perú? Aquí todos los detalles.

Umberto Jara
- 21 junio 2021

El triunfo ante Colombia significa mucho más que los tres valiosos puntos conseguidos. Estamos ante el inicio de un nuevo proceso tras los problemas que trajo la pandemia: paralización de torneos; falta de ritmo de competencia; lesiones graves de dos grandes figuras como Paolo Guerrero y Jefferson Farfán; debut de nuevos jugadores y ausencia de torneos juveniles. En este contexto, conviene hacer estos apuntes.

Un equipo en formación

Hace dos años, el Perú sub-campeón de la Copa América Brasil 2019, formaba con: Pedro Gallese; Luis Advíncula, Carlos Zambrano, Luis Abram, Miguel Trauco;  Renato Tapia, Yoshimar Yotún, André Carrillo, Edison Flores; Christian Cueva y Paolo Guerrero.

Este Perú que le ganó esta noche a Colombia alineó a Gallese; Corzo, Ramos, Callens, López; Tapia, Yotún, Peña, Cueva; Carrillo y Lapadula.

Seis jugadores distintos y entre los suplentes jugadores nuevos como Valera, García, Iberico, Lora, Ormeño.

El juego en equipo fue clave para el triunfo.

Si sumamos que venían de una dura derrota ante un Brasil que está en un momento superlativo y si añadimos que están compitiendo en esta Copa América en uno de los países más contaminados del mundo por Covid-19 lo que añade una carga de preocupación adicional, tenemos que reconocer al elenco nacional por lo menos tres méritos: recuperarse del golpe que significó la goleada sufrida ante Brasil; encarar un encuentro incierto con gran actitud; entregarse hasta el último instante para sellar un triunfo conseguido a punta de esfuerzo.

Lapadula valiente y solitario lucha el balón contra dos recios defensores colombianos.

Cuadrado, el astro de la Juventus sucumbió ante el bloqueo peruano.

Un dato sustancial que muestra que se está ingresando a un recambio, es que una de las grandes figuras peruanas, Yoshimar Yotún, ha cumplido 100 partidos jugando en la selección nacional. El juvenil de 20 años que debutó de la mano de Sergio Markarián el 8 de febrero del 2011 en un amistoso que Perú le ganó 1-0 a Panamá, es hoy, a sus 31 años, uno de los jugadores más experimentados del equipo de Gareca.

Yotún y Antonio García Pye y la camiseta por sus 100 partidos con la selección.

El Perú de hoy es un equipo que necesita del crédito de la paciencia porque ellos, a su vez, por lo visto en el encuentro ante Colombia, están poniendo todo lo que está a su alcance. Con entrega, sacrificio y trabajo los logros llegarán.

Gareca ante otro reto

A lo largo de su carrera como entrenador, Ricardo Gareca ha destacado por una de las artes más difíciles de un técnico: formar nuevos equipos con jugadores jóvenes. Esta vez, está afrontando el mismo escenario que tuvo que afrontar en los clubes que entrenó: el constante recambio. Su reto es muy duro porque tiene que elegir y potenciar jugadores que actúan en un torneo local que no es de alta competencia y tiene que buscar en el exterior jugadores que no están precisamente en grandes ligas ni en grandes clubes. Y con esos jugadores tiene que enfrentar a seleccionados cuyas figuras destacan en las ligas europeas y en los clubes de la mas alta elite mundial. Por si no bastara, equipos como Brasil y Colombia tienen, además, en su banca a jugadores de alto nivel. A esos rivales, Gareca les da batalla con jugadores de origen más modesto.

En este contexto, el hecho de que Gareca pueda formar un equipo competitivo es todo un mérito pero que, además, dentro de ese proceso logre una victoria como la de este noche merece todo el reconocimiento.

El estratega argentino merece un aplauso en su ruta de consolidar una selección con nuevos rostros.

Qué mostró y qué le falta a Perú

Mostró dos cosas esenciales: actitud y entrega. Nunca bajaron los brazos. Tras el empate colombiano siguieron con su libreto y se fueron a buscar el gol. Una vez que lo consiguieron pusieron todo para defender la ventaja.

¿Qué le falta? Lo que el trabajo irá consiguiendo. En primer lugar, consolidar una defensa que en este momento está en busca de los nombres finales. Por vez primera alinearon juntos Corzo, Ramos, Callens y López. Una defensa inédita con todos los riesgos que eso significa en un partido en que se necesitaban los tres puntos. Y cada uno de ellos destacó. Corzo y su entrega y tesón indesmayables. Ramos con su experiencia y a quien nadie le puede cuestionar el error en la jugada que generó el penal porque la pésima condición del césped influyó en que esa pelota se escapara. Callens y una actuación impecable para decirle a todos que se olviden de dudar de quien asoma como un gran central. López y su actitud y soltura para jugar su segundo partido de Copa América con la solvencia de un lateral que promete.

Todos ellos forman parte de un trabajo que tendrá errores y virtudes y tomará un tiempo hasta lograr consolidar una defensa acoplada que llegue a tener una pareja de centrales con un patrón que sepa hablar y ordenar a sus compañeros.

Con esfuerzo y trabajo en equipo se lograron tres valiosos puntos.

El otro elemento que se tendrá que conseguir es el volumen ofensivo y para eso se necesita que un delantero inteligente, valiente y trabajador como Lapadula pueda recibir el apoyo de Cueva, Carrillo y Peña cuando estos tres terminen de aprender que es esencial ocupar los espacios y pisar el área para asociarse con el centro delantero. De ese modo, la soledad del 9 tendrá que terminar y las escasas ocasiones de gol que hoy existen se tendrán que ampliar.

La consolidación de nombres

La magnifica actuación de Alexander Callens como central en un partido complicado. El mantener a Marco López como lateral y enfrentarlo a un jugador de enorme capacidad como Cuadrado. La insistencia en darle rodaje a Sergio Peña que con el gol conseguido se afirmó. Todas estas son muestras de que con el correr de los partidos estos nuevos jugadores —a los que hay que sumar los nombres de Raziel García, Valera, Lora, Iberico, Ormeño— adquirirán confianza, sumaran minutos y esa experiencia los hará afirmarse.

Peña y su remate que se convirtió en gol al minuto 16.

Gareca y su comando técnico merecen confianza porque armar un equipo es muy difícil pero armarlo mientras se compite con selecciones de alto nivel es mucho mas difícil. Así está Perú empezando de nuevo en la formación de un equipo. Con trabajo y con ilusión.

/ MÁS INFORMACIÓN
Ver nota completa

La intimidad de la victoria en imágenes del vestuario

Ver nota completa

Perú 2- Ecuador 2: Gareca y Lapadula rescataron a un Perú adolescente